Junonia Digital

En defensa del periodismo independiente

Live Clock Date

Your browser is not supported for the Live Clock Timer, please visit the Support Center for support.

Live Clock Date

Your browser is not supported for the Live Clock Timer, please visit the Support Center for support.
Cartas de Lectores Opinión

A Adasat lo que es del César

Casimiro Curbelo (izquierda) y Adasat Reyes (derecha) (Fuente: lagomera.es)

Desvincularse de los tintes triunfalistas y de la excesiva presencia en los medios de comunicación o en las redes sociales, esperando el momento idóneo para aparecer y cumplir con lo que el pueblo espera de quien lo representa, es la diferencia de cómo ha afrontado esta crisis sanitaria el alcalde de San Sebastián de La Gomera con respecto al presidente del Cabildo.

Las contadas apariciones públicas del alcalde capitalino se han caracterizado por la moderación en sus declaraciones. No ha pretendido ser el protagonista de la información y se ha centrado en comunicar acciones concretas destinadas a la ciudadanía municipal, animar a la población durante el aislamiento, agradecer a las organizaciones sociales, cuerpos de seguridad y voluntarios la encomiable labor que han desempeñado o llamar a la responsabilidad a raíz de las medidas que han ido adoptando el Gobierno de España, el ejecutivo regional o incluso las acciones llevadas a cabo por su compañera de partido Yaiza Castilla, consejera de Turismo en Canarias.    

En esta crisis, Adasat ha entendido que no se trataba de dar lecciones a nadie, que no hay éxito que valga y que no es el momento de criticar las medidas que adopten otros. No ha pretendido enseñar a los funcionarios a ser solidarios, tampoco se ha lanzado hacia el independentismo por conveniencia ni ha sugerido ERTE’s en la administración pública. Es más, pocos días después de declararse el Estado de Alarma el alcalde llamó a los portavoces de los grupos políticos de la oposición de su consistorio, mientras que al señor Curbelo le han tenido que recordar hasta en tres ocasiones que el Cabildo no lo forman solo sus 11 consejeros.

Si nos retrotraemos al día 18 de abril encontramos las diferencias de las que les hablaba al principio de estas líneas. Mientras el ayuntamiento de San Sebastián informaba sobre el inicio de los trabajos de desinfección de espacios públicos y dependencias municipales, el Cabildo insular publicaba que «Curbelo anuncia más recursos para la atención domiciliaria, el empleo y los sectores productivos de la isla». Eso sí, un mes después el tono ya había cambiado y los digitales insulares y alguno que otro de corte regional publicaba una reflexión dominguera de Casimiro Curbelo sobre «la incertidumbre con lo que va a pasar», con declaraciones para animar la moral de la tropa en las que aseguraba que las previsiones de caída del PIB en las islas significarán «muchísima hambre, muchísima necesidad y muchísima desesperación».

Mientras el alcalde publicaba un vídeo en el perfil oficial de la red social Facebook del Ayuntamiento el pasado 28 de marzo -a principios de la segunda semana de aislamiento- en el que aprovechaba su segunda aparición pública para saludar, enviar ánimos a los ciudadanos y recordar algunas de las medidas decretadas por el Estado de Alarma, Casimiro Curbelo salía a la palestra informativa con un artículo de opinión titulado «Hay que prepararse para los peores tiempos». ¡Qué ánimos, Don Casimiro!

A cierta edad política, quizás es mejor no estar en misa y replicando, porque hablar tanto de Canarias y tan poco de La Gomera puede ser un problema.

¿Estamos asistiendo a la construcción de Adasat Reyes como sucesor de Casimiro Curbelo?

Kahlogome*

*Es un seudónimo.


Puedes enviar tu carta a redaccion@junoniadigital.com y se publicará con nombre y apellido o con seudónimo.

Junonia Digital no hace propia las opiniones ni de sus colaboradores ni de las cartas de sus lectores sino exclusivamente la de sus editoriales y comunicados, tal como se recoge en nuestro aviso legal.

Junonia Digital también se reserva el derecho a no publicar textos que contengan imputaciones de delito, dañen el honor de terceros, vulneren los derechos humanos, sean ilegibles o no encajen con el compromiso ético de nuestro medio.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *